Cómo reparar los frenos de una bicicleta

No puede haber muchos problemas y soluciones para los frenos de la bicicleta. En este artículo se tratará de cubrir los problemas más comunes con el sistema de frenos, y se mencionará brevemente los problemas que pueden surgir con los frenos de la rueda.

1-Revisar el soporte

  • Controla las pastillas de freno.

La primera cosa que necesitas saber es si las pastillas de freno están demasiado gastadas para que trabajen eficazmente. Debe haber por lo menos 1/4 de pulgada (0,60 cm)de caucho en la zapata de freno.

  • Revisa los cables.

Aprieta los frenos y asegúrate de que el cable se mueve. Si no lo hace, puede que el cable esté pegado o que esté suelto del freno.

  • Asegúrate de que el freno se mueve cuando el cable tira de ella.

O aprieta el freno y observa si el cable está bien sujeto. Si observamos que está roto habrá que cambiar el cable por otro.

  • Observa los frenos para asegurarte de que cuando los aprietas las dos zapatas o pastillas presionan sobre la rueda de la bicicleta.

Si un lado se ha quedado atascado, sólo frenarás con una sola zapata y esto perjudicará la eficacia del frenado. Puede que tengas que aflojar los tornillos que sujetan los frenos de la bici, y trabajar así mejor para liberar el mecanismo. Puede ser bueno darle algo de aceite de máquina de coser, te ayudará a tener todo bien lubricado y a que funcione mejor.

2.- Cambiar las pastillas de freno

  • Compra pastillas de freno nuevas

Trata de adquirir las pastillas adecuadas para la marca y modelo de tu bicicleta. Hay pastillas “universales” en algunas tiendas, pero generalmente solo funcionan en bicicletas baratas. Si tienes una bici buena, no te servirán, y no te las aconsejo.

  • Retira la tuerca y las arandelas de las pastillas de freno y tira de la almohadilla para sacarla del brazo de la pinza.

En la mayoría de las bicicletas esta acción puede hacerse sin quitar la pinza del cuadro de la bicicleta.

  • Instala las nuevas pastillas, teniendo mucho cuidado de colocar la superficie de la almohadilla “verdadera”

Asegúrate de que la pastilla está cerca del centro de la llanta. Si se monta demasiado abajo, puede deslizarse fuera de la llanta y crear una situación peligrosa para el usuario. Y si se monta demasiado arriba, la pastilla roza todo el rato con la pared lateral del neumático, algo que debemos evitar.

3.- Mantenimiento de los cables

  • Lubrica el pivote de la zapata
  • Comprueba el ajuste de los cables de freno

Estos deben permanecer a 1/4 de pulgada de la llanta de la rueda aproximadamente, y cuando la palanca del freno se aprieta, debe haber contacto completo, que debe producirse cuando se aprieta el freno a la mitad.

  • Lubrica los cables

Puedes utilizar lubricante en aerosol para rociar el aceite sobre el cable, tipo 3 en 1, o un aceite especial para frenos que puedes adquirir en una tienda de bicicletas.

  • Quita el cable de su carcasa, solo si es muy rígido o difícil de manejar

1.-Desmonta el freno, y tira de un lado para extraerlo de su carcasa. De esta forma lo podrás limpiar y engrasar adecuadamente.

2.-Pasa el extremo suelto del cable a través de la pinza de la que lo has extraído anteriormente, y apriétalo cuando la pastilla del freno esté a 1/4 de pulgada de distancia de la rueda.

3.  Vuelve a colocar el cable o el conjunto completo de cables, si los pasos anteriores no resuelven el problema de que el cable no se mueva cuando aprietas el freno. Compra un cable y procura que sea del mismo diámetro y de la misma longitud que el original para facilitar su instalación.

4.-Mantenimiento de las palancas de freno

  • Revisa las abrazaderas de los cables en la parte inferior de la palanca de freno para asegurarte de que son seguras
  • Lubrica las distintas piezas de la palanca de freno, especialmente el pasador del freno

5.- Mantenimiento de los calibradores

  • Asegúrate de que las pinzas se centran sobre el volante
  • Asegúrate de que los muelles tienen una tensión equilibrada

Al presionar el freno, cada lado de la pinza debe avanzar hacia la rueda al mismo tiempo. Si una parte tiene más movimiento que otra, tendrás que revisar el soporte y observar si se mueven libremente y si está bien lubricado. Aprieta el muelle de la zona que se mueve más y trata de equilibrarlo, y ten cuidado de no dañar el muelle.

6.-Frenos de la rueda

  • Gira los pedales de la bicicleta hacia atrás si esta está equipada con frenos de rueda

Los pedales deben girar solo 1/4 de vuelta y los frenos deberían actuar. Este sistema no está recomendado para principiantes.

  • Revisa el brazo del freno.

Comprueba si la abrazadera se ha aflojado, permitiendo que el brazo gire con el eje. Si se ha separado, sujeta el brazo del freno hacia la parte frontal de la bicicleta.

Fuente: WikiHow

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *