¿Qué comer antes de mis entrenamientos en bicicleta?

¿Qué comer antes de mis entrenos?

La alimentación que debemos seguir

La alimentación es fundamental para rendir y poder practicar deporte. Este es un punto que la mayoría de nosotros pasa por alto a la hora de la verdad, es muy importante prestar atención y saber bien qué comemos antes de entrenar par obtener un buen rendimiento. Algún se preguntarán qué comer antes de ir a hacer una ruta en bicicleta, ¿comer mucho? ¿comer muchos hidratos? ¿comer lo de siempre? Pues bien, hoy os traemos la respuesta.

Son muchos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo para poder funcionar correctamente. Hay que comer entre una o dos horas antes de ir a entrenar, es decir, si vamos a entrenar por la mañana tendremos que levantarnos un rato antes para poder desayunar y digerir la comida correctamente y así tener las reservas de energía bien cargadas. Será de vital importancia ingerir alimentos bajos en grasa y proteínas para evitar así una digestión difícil y alimentos con alto contenido en fibra e hidratos de carbono, ya que son estos los responsables de llenar las reservas de energía de forma rápida. Para la comida antes del entreno, los hidratos tendrán que ser de asimilación rápida para disponer de ellos cuanto antes.

Un alimento ideal son los cereales o los frutos secos (no fritos), a más a más es muy aconsejable tomar fruta como el plátano, ya que nos aportará minerales y vitaminas, como el potasio.

Lo ideal es combinar dos tipos de hidratos de carbono (lentos y rápidos) ingiriendo horas antes los de absorción lenta, que son por ejemplo, la pasta, el arroz, legumbres o patatas y los de absorción rápida una hora antes, que son los anteriormente comentados, cereales, fruta y frutos secos. En caso de entrenar por la mañana seria en la cena el momento ideal para ingerir esos hidratos de absorción lenta y en el desayuno los hidratos de carbono de absorción rápida.

Las proteínas son muy importantes para nuestro cuerpo, pero como anteriormente hemos comentado, cuestan de digerir, será ideal consumirlas después de entrenar, junto con hidratos de carbono para recuperar mejor pero no antes, ya que eso nos perjudicará produciendo sensación de pesadez.

Nunca tenemos que comer mucho ya que eso nos producirá una digestión difícil y consecuentemente una gran sensación de pesadez.

No es recomendable, sobre todo para un deportista aficionado, salir a entrenar en ayunas ya que el cuerpo tendrá unas reservas muy bajas de energía y las agotara rápidamente, aumentando la sensación de fatiga muy rápidamente.

Fuente: Sin Frenos

Deja un comentario